INCOMPRENSIÓN

Los padres de un niño alérgico no sólo tienen que lidiar con la dificultad de evitar al niño el contacto con el alimento causante de su alergia.

Además tienen que soportar las críticas y comentarios del resto del grupo familiar y conocidos, que consideran la actitud de los padres siempre desproporcionada e hipocondríaca.

Os voy a contar una serie de escenas reales sobre una mamá con un niño alérgico a la leche.

Mamá: ¿Te has lavado las manos? Te has bebido un café con leche y si besas al niño le dará reacción en la piel.

Mamá: ¿Le estás dando una aceituna al niño? ¿Que sólo es una aceituna y no tiene leche? La mayoría de la aceitunas llevan el conservante E-270 (ácido láctico).

En resumen, una mamá con niño alérgico es a los ojos del resto de la humanidad una histérica. ¿Y eso por qué es así?. Pues porque apenas hay conciencia social sobre la alergia alimentaria. Lo que hay es un profundo desconocimiento de los ingredientes ocultos que existen en los alimentos.

El único tratamiento hasta la fecha para que remita la alergia es la eliminación total del alimento de la dieta del niño.

Los contactos accidentales (y que la mayoría tilda de inofensivos) pueden reactivar una alergia que estaba disminuyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...